Sala de entretenimiento

Es una estancia informal, práctica y acogedora, donde los diferentes usos del cuarto se anteponen a la estética elegante. Probablemente es el cuarto de la casa con más usos y funciones: ver la tele, jugar videojuegos, escuchar música, leer o llevar a cabo reuniones; por eso, se necesitará almacenamiento para películas, libros, juguetes, consolas, etc. Así, para que la sala de estar sea confortable se debe tener en cuenta algunos aspectos importantes.
Antes que nada, se debe tomar la decisión de si realmente se necesita una sala de entretenimiento independiente o si se puede combinar con la sala de estar, ya que algunas casas utilizan su sala de estar como sala de entretenimiento al mismo tiempo. Depende de la decisión, necesidades y de la disponibilidad de espacio en el hogar.
Se debe pensar en todos los objetos que se tendrán que almacenar para determinar cuántos aparadores, estanterías o muebles se necesitarán. El almacenamiento es la clave, por lo que las estanterías suelen ser un elemento fundamental en cualquier sala de estar. La ubicación de los pequeños aparatos electrónicos como DVD, consolas y cargadores de móviles es otro de los elementos que se deberán pensar bien.

Dependiendo del ambiente que se desee generar se pueden tomar distintas vías, una de ellas en la que se pueda destinar espacio de la sala para incorporar una zona de despacho o de trabajo con un escritorio cerca de una de las ventanas o con algún mueble de salón tipo bureau; en caso de desear algo más dinámico y relajado se puede incorporar un bar, mesas de juego o de billar; si lo que se desea es un espacio 100% multimedia se deberán incluir pantallas, consolas de videojuegos, sistemas de sonido y teatro en casa.
Como punto final y para personalizar más el espacio, hay que incluir objetos personales, fotos familiares y accesorios coloridos.